Archivos de Categoría: Cuentos

«Un chamuyo misterioso me acorrala el corazón»

I Reclamo disponer del derecho a tener mi corazón dividido respecto de la eficacia de los debates. Ningún demócrata puede oponerse a que los candidatos discutan entre ellos, pero atendiendo a nuestras experiencias locales, no puedo menos que evitar sentirme dominado por una cuota moderada de escepticismo ante la hipotética eficacia de debates organizados de […]

No hace falta

-¿Querés tomar algo Pimpi? -No Camilo, gracias, no es necesario. -Un café no te vendría mal. -No, está bien. -Bueno, decí algo, no te quedés callada. -Lo que tenía que decir ya te lo dije. -Y yo te vuelvo a preguntar si estás segura. -Claro que lo estoy. -¿Y qué vas a hacer? -No sería mejor preguntar […]

Todas las tardes

Como todas las tardes, casi como cumpliendo una ceremonia o como quien asiste a una cita, estás parado a un costado de la barra del bar. Impecable. Impecable el corte del traje; impecable la corbata y el nudo de la corbata haciendo juego con la camisa y el prendedor; impecable la raya del pantalón, el […]

Madrugada

La mesa de póquer del Club Universitario, la que funciona en el cuarto que está al costado de los baños y en diagonal al salón principal, concluyó más o menos a la siete de la mañana. Nada nuevo bajo el sol. Dos o tres veces a la semana los muchachos se reúnen allí para jugar […]

Patricia

Patricia pide un café y se acomoda a una mesa que está cerca de la ventana. Es mediodía y la luz del sol parece iluminar el salón poblado de mesas de estudiantes que conversan entre ellos, toman café o beben cerveza mientras leen los diarios de la mañana. Patricia acomoda las carpetas y separa el libro que […]

Laberintos

Estaciono el auto en la puerta de la facultad, pero eso no es lo que habitualmente hago. Por el contrario, habitualmente llego caminando por calle San Jerónimo. Desde bulevar en dirección al norte. Siempre caminando por esos veredones lisos y amplios, con sus losetas que, según la posición del sol, pueden ser grises o azulados. […]

De visita

-Vos sabes que Susana es mi amiga de toda la vida. -Sé que son amigas, no se desde cuándo, -Somos amigas, más por historia que por otro cosa. Terminamos el secundario juntas, entramos juntas a la facultad; juntas preparamos una cuantas materias, incluso Contratos, lo preparé con ella. -Pero ella no se presentó. -No, no se presentó. […]

La espera

Son las tres de la tarde y estoy en el bar de la facultad esperándolo a Montaner que se comprometió a estar aquí a esta hora para que arreglemos de una buena vez las cuentas que corresponden por el balurdo de los pases de Córdoba y Tucumán a esta facultad antes de que la cosas se […]